Conservar el Vino

El tipo de vino y como lo tratemos determinará el periodo de vida del vino que tenemos en nuestra casa. Pero debemos de tener en cuenta una verdad absoluta: el vino es un producto perecedero, no va a durar eternamente. Entendido que la vida de un vino no es eterna, si podemos lograr es conservar el vino en casa el mayor tiempo posible y en las mejores condiciones.

Unos vinos como los blanco o los tintos jóvenes duraran meses, otros tintos con crianza años, y algunos vinos pensados para eso podrán aguantar muchos años evolucionando positivamente siempre y cuando reciban los cuidados adecuados para la conservación del vino.

Lo ideal sería mantener nuestras botellas de vino en una vinoteca. De este modo, podremos elegir, por ejemplo, la temperatura más adecuada y prevendremos que le de la luz directa a las botellas. Pero seamos realistas no todo el mundo tiene o puede tener una vinoteca en su casa,. Y si no podemos tener una vinoteca, ¿qué hacemos para conservar el vino?

Primero seleccionar un lugar adecuado para conservar el vino.

El lugar para conservar el vino que elijamos debe cumplir una serie de requisitos:

  • El lugar no debe tener luz directa sobre las botellas. La luz solar hace que el vino no se conserve en buen estado, acelerando diferentes reacciones químicas poco deseables para la conservación del vino, pero tampoco es bueno que la luz artificial le de lleno a la botella.
  • Debe ser un lugar con escasas oscilaciones térmicas, con una temperatura más o menos constante entre 9º-17º. El frío ralentiza la evolución del vino, el calor la acelera.
  • La humedad relativa debe estar alrededor de 65%-80%. Estos niveles de humedad también se pueden conseguir con humidificadores, cubos con agua, etc., si vives en lugares con poca humedad. Si tu problema es vivir en zonas con exceso de húmedas siempre te quedan los deshumificadores. Aquí como en todo encuentras soluciones actas a diferentes bolsillos desde unas sencillas esponjas que van absorbiendo la humedad, hasta deshumdificadores de alta tecnología para cavas y bodegas que garantizan la conservación del vino en óptimas condiciones..
  • Debe tener ventilación suficiente. Evitando situarlo en lugares que desprendan olores fuertes.
  • Las botellas deben estar en posición horizontal, o boca abajo, que el vino tenga contacto con el corcho para que no se seque y se conserve en buen estado. Una excepción a esta regla está en los vinos espumosos, como el cava o el champagne, muchos productores y aficionados al vino, recomiendan ponerlos en posición vertical.
  • Es imprescindible tener un termómetro que nos permita conocer en todo momento la temperatura del lugar. Pero lo ideal seria disponer de un aparato que mida la temperatura y humedad relativa.

Que el vino tenga la suficiente capacidad para envejecer dependerá del tipo de vino que queramos guardar: tinto con crianza, tinto joven, blanco, espumoso, etc., o del tipo de uva con que esté elaborado el vino, la acidez del vino, etc. No todos los vinos van a mejorar con la edad, ni aun los que sí mejoran lo hacen indefinidamente. Los blancos sin crianza y los tintos jóvenes debes de consumirlos en el año que los has comprado, a partir de ahí cuando más se alejen en el tiempo más posibilidades de que te encuentres problemas.

Una recomendación es conservar el vino en estanterías que no deben de estar hechas en materiales conductores del calor, ya hemos visto como la temperatura, y sobretodo los cambios bruscos de temperatura afectan al vino.

¿Qué lugares debemos evitar para conservar el vino?

La cocina no es el mejor sitio para almacenar las botellas en la cocina (si se vive en un piso o apartamento), ya que ese suele ser el sitio más cálido de la casa, los humos y olores terminarían contaminando el vino.

Nunca deben guardarse en chimeneas en desuso, por los olores, suciedad. Pondríamos en peligro la conservación del vino.

Una vez sacado el vino de una vinoteca, por ejemplo, debe de consumirse con cierta inmediatez pues las cualidades del vino merman con el tiempo.

Los lugares para guardar el vino puede ser un sótano, una despensa, una bodega, cava, cuevas… siempre que respete los aspectos principales de lo descrito anteriormente, o de lo contrario no queda otra que comprarse un mueble vinoteca o simplemente comprar el vino y consumirlo en un periodo corto de tiempo.

Como conclusión lo que más afecta a la evolución y vida de un vino son, aparte de sus características intrínsecas del vino y la calidad de su corcho, las oscilaciones térmicas bruscas, la luz solar y que se seque el corcho por falta de humedad y entre oxígeno. La temperatura ambiente en sí nos es muy elevada o muy baja no suele ser un problema tan importante, aunque acabará afectando a los vinos retrasando su evolución si es baja, o acelerándola si es alta.

Una advertencia a navegantes, no vaya a ocurrir que guardando tú el vino en tu casa perfectamente llegue a tu casa en malas condiciones.

Estoy hablando de los supermercados y hipermercados que no cumplen casi ninguna de estas normas . Durante meses y años los vinos sufren altas temperaturas y luz UVA de los fluorescentes y bombillas del mismo del establecimiento directamente. Aires acondicionados, humedades relativas bajas, alta temperaturas con las calefacciones del invierno, cientos de botellas de vino en estanterías en posición vertical.

Cuando compras una botella, ésta puede lleva meses a altas temperaturas con calefacciones que se apagan en por la noche lo que puede dar lugar a oscilaciones térmicas importantes, a temperaturas demasiado elevadas en verano el aire acondicionado no baja de 25º y en verano la calefacción andar en 22-23º.

Cuando lo traes a casa, por mucho que te empeñes en cuidarlo ese vino lleva una carga de sufrimiento de meses o años que hace difícil que sea satisfactorio.

Mejor comprar el vino directo a bodega, de tiendas/enotecas , o establecimientos de productos Gourmet de confianza donde las condiciones de conservación y almacenamiento sean las adecuadas. Si alguna vez compras en el centro comercial recomiendo añadas muy recientes, botellas de las que hay al final (las más escondidas) que al menos se han recibido menos luz directa y para consumir prácticamente de inmediato. Si sale malo, siempre podrás ir al centro comercial con el ticket y pedir que te cambien la botella o la devolución del dinero.

 

¿Qué otras recomendaciones darías para conservar el vino en casa? ¿Qué os funciona a vosotros?

Si os ha gustado por favor compartirlo en vuestra red social favorita. Agradezco vuestro comentarios.

Fotografía de Michael E.

¿Cómo conservar el vino en casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

El sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, si continuar navegando supone que acepta el uso de las cookies de la Web y nuestra política de cookies. Para más información haga click.

ACEPTAR
Aviso de cookies