Mitos del Vino

Centremos nuestra atención en 9 mitos del vino comúnmente aceptados en el mundo del vino que no son verdad.

Aunque lo cierto es que una mentira repetida muchas veces no es más verdad, lo cierto es que  repetir l hace que lo parezca. Por lo que vamos a proceder a desmontar algunos mitos del vino muy firmemente asentados:

1º de los mitos del  vino: “Los Vinos a temperatura ambiente”.

Es una de las equívocos que más perjudican al vino.

Primero es una afirmación que podría ser cierta en otra época, y más en climas atlánticos de veranos suaves, e inviernos no muy fríos. Donde el vino se podría conservar en la bodega de la casa a 14-16 grados.

Pero aún estos climas hace tiempo que existen las estufas o la calefacción central en los hogares que en muchas ocasiones eleva la temperatura del vino tinto por encima de los 18ª, por lo que servir un vino a temperatura ambiente no es una regla precisa.

Si la temperatura ambiente es 35º en una terraza en verano, tomar un vino tinto o blanco a la temperatura que marcan las condiciones ambientales no es la mejor idea.

De los blanco ni hablamos a 20º un blanco pierde buena parte de sus cualidades, y deberá ser enfriado si o sí.

Pero en la actualidad, el calor puede comenzar a arruinar el sabor de la bebida en cualquier época del año, por eso se los debe tener en un lugar con la temperatura adecuada o calcular al menos cuánto necesitarán de frío antes de servir.

Para ponerlo a una temperatura adecuada es mejor no tener prisa y preverlo con tiempo. Un recipiente con agua, hielo y un poco de sal es normalmente suficiente para sacar temperatura al vino hasta su temperatura ideal. Adjuntamos una tabla simple:

  • Blancos frescos: entre 7° y 9° C.
  • Blancos con cuerpo: entre 10° y 13° C.
  • Tintos simples: entre 14° y 16° C.
  • Tintos con cuerpo: entre 16° y 18° C.
  • Grandes vinos tintos: entre 18° y 20° C.

2º de los mitos del  vino: “El vino hay que descorcharlo media hora antes de servirlo”

No suele ser operativo.

La boca de la botella al ser demasiado pequeña, no cumple con la necesidad de aumentar el contacto del líquido con el aire, como tampoco de generar respiración suficiente para lograr que aromas a reducción del interior de la botella desaparezcan y den paso a otros más agradables y complejos.

3º de los mitos del  vino: “Debemos de decantar el vino”.

Antes se continuar no todos los vinos que requieren oxigenación por lo tanto tampoco debemos decantar por decantar.

Existen dos razones esenciales para decantar un vino, si es un vino añejo, sobre todo si es tinto, debe separarse de los sedimentos, o sea del poso, que se ha formado en la botella a lo largo de los años.

La segunda, en el caso de un vino joven debe entrar en contacto con el oxigeno para que desarrolle su alto contenido tánico.

Como criterio para tomar una decisión apropiada entre decantar un vino o escanciarlo directamente desde la botella tendríamos que tener los conocimientos suficientes procedentes de la bodega ya que cada vinificación varía dependiendo del enólogo.

Es lógico que en un asunto como éste influya mucho el propio gusto de cada cual, que por supuesto siempre estará por encima de la norma o tendencia.

El objetivo de decantar un vino no es otro que aromas a reducción del interior de la botella se limpien y hagan aparecer otros agradables y complejos.

 

4º de los mitos del  vino: “Los vinos jóvenes son los de peor calidad”.

Los vinos siendo considerados jóvenes, pueden tener una calidad altísima, si hacemos listas de los mejores 10 vinos de cada región o país productor de vino, seguro, encontraremos más de un vino jóven en esas listas.

Puede existir excelentes vinos jóvenes y vinos con mucha crianza más que mediocres. La crianza del vino no es sinónimo de calidad, si no del tiempo que se ha conservado en barrica.

La calidad del vino no va en su crianza. Bien es cierto que con una buena crianza también se consiguen vinos excelentes con los que disfrutar su complejidad.

5º de los mitos del  vino: “Cuánto más caro mejor vino”.

Si te sobra el dinero, y compras todo basándote por la misma regla, en hora buena tienes mucho dinero, pero no te garantiza que vayas a beber siempre grandes vinos.

Existe un término concido como “relación calidad precio” y se usa para obtener un buen producto al menor precio razonable.

No debemos confundir precio con valor, son dos cosas completamente diferentes, existen vinos de precio 3 y de valor 10, y otros de valor 4 y precio 10.

Yo desde luego no te recomendaría gastar decenas de euros en un vino, sobre todo si estás empezando, cuando puedes disfrutar con otro a un precio razonable.

Dicho esto no esperes milagros de un vino de dos euros, hacer un buen vino tiene su coste, pero tampoco es necesario ir a vinos de cien euros para encontrar grandes vinos.

El precio del vino es el resultado del coste de elaboración, producción, cantidad y calidad. Si esto fuera así sería perfecto pero en la mayoría de los casos influyen factores externos como son la exclusividad, diseño, etiqueta o tener un enólogo estrella que encarecen los vinos no siempre justificadamente.

Así que el mito de que los vinos caros son los mejores no es del todo cierto ya que el encarecimiento de un vino se da, en ocasiones, por motivos que no están relacionados con la calidad del mismo, si no más bien con el marketing.

6º de los mitos del  vino: “Los vinos, mejoran con el tiempo.”.

Para ser fieles a la realidad hay que decir que no todos los vinos ganan con el tiempo.

La afirmación es cierta parar algunos “gran reserva” que con el tiempo pierden su frescura y acidez mostrándose con aromas evolucionados, rancios y apagados.

Y sí lo es para vinos de “Jerez”, los de “O Porto” o los “Barolos Italianos” que son claros ejemplos de que el paso del tiempo juega a su favor.

Si tu vino no está en las dos categorías anteriores cuanto más lo dejes envejecer más posibilidades de que cuando lo vayas a consumir el vino se pierda.

7º de los mitos del  vino: “Un sello de un concejo regulador, nos asegura un buen vino es bueno”.

Este sello de Consejo Regulador de la Denominación de origen lo que asegura, es que, el productor a seguido una serie de procesos establecidos por la DO a la que pertenezca el vino y ha cumplido con las normas fitosanitarias que le exige la región en la que se produce.

Asegura igualmente que el vino es un producto es apto para el consumo humano y que se han cumplido dicha normativa.

Y que respeta las normas de elaboración de esa denominación de origen.

Pero no es un indicativo de que el vino puede no gustarte, el vino puede no tener la calidad que esperabas o no cumplir con lo que lo estabas buscando.

8º de los mitos del  vino: “El mejor vino blanco es el tinto”.

Cuando prueban un vino blanco y un vino tinto a la misma temperatura, en cata ciega, muchas personas es difícil distinguir cuál es cuál.

Por tanto dicha afirmación, comúnmente escuchada, es una preconcepción sin fundamentos. Puedes encontrar grandes vinos sean blancos, tintos o rosados.

9º de los mitos del  vino: “Las carnes rojas se acompañan con vino tinto y el blanco es para los pescados”.

Este mito pierde fuerza pues con el abanico de estilo de vinos que existe actualmente encontramos tintos ligeros que van muy bien con pescados o blancos, con crianza en madera, tendrán una acidez que soporta muy bien no solamente con carnes.

No son los únicos mitos del vino que existen. Podéis ver en el magnifico articulo de Gastronomig donde desmonta hasta una veintena de mitos el vinos.

No os dejéis guiar por frases hechas, leyendas, y mitos, descubrid por vosotros mismos los que os funciona, gusta y satisface.

Si os ha gustado compartidlo.

¿Qué otros mitos del vino conoces sobre el mundo del vino, que no sean del todo ciertos? ¿ Conocéis algún mito más que no convenga en absoluto atender?

Fotografía de Ronel Reyes
Desmontando 9 mitos del vino

2 thoughts on “Desmontando 9 mitos del vino

  • 25 abril, 2016 a las 10:48
    Enlace permanente

    Genial el artículo explicando alguno de los mitos sobre el vino. Me quedo con el que dice que los vinos jóvenes son de mala calidad. En España tenemos algunos vinos jóvenes que son impresionantes y de una calidad excepcional.

    Un saludo y enhorabuena por el post.

    Responder
    • 25 abril, 2016 a las 11:42
      Enlace permanente

      Gracias por el comentario y por la enhorabuena.
      Estoy totalmente de acuerdo existen excelentes vinos jóvenes con los que disfrutar tomando vino en España.
      No lo más caro, ni lo que ha pasado más tiempo en barrica tiene necesariamente que ser lo mejor.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

El sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, si continuar navegando supone que acepta el uso de las cookies de la Web y nuestra política de cookies. Para más información haga click.

ACEPTAR