Vinos para la BodaUna boda es una forma de celebrar el amor de una pareja, pero también es una fuente de tareas: elegir sitio para la ceremonia iglesia, juzgado, aire libre,…;  el banquete, e incluso comprar vino para la boda que resulto adecuado y que guste a todos los invitados

Debéis de tener en cuenta es que para elegir el vino para la boda es importante tener decidido el menú que vais a proponer a los invitados.

Puede que los platos que decidáis vayan mejor con un vino u otro, por lo que decidir el vino sin tener presente los platos que se van a servir puede llegar a ser un error importante para una celebración que siempre quieres perfecta.

No siempre el vino que más nos gusta es la mejor elección para elegir en nuestra boda. El mundo de los vinos es un mundo complejo, y vinos que nos encanta tomar solos no tienen por que ser los que mejor mariden con la elección realizada.

Todos somos conscientes de que en una boda los novios tratan de halagar a sus convidados; por ello los vinos para este tipo de celebraciones deben ser de buena calidad, agradables a paladar, y que mariden con la comida, acompañándola no enmascarando el sabor de la misma con el vino.

Una pequeña consideración no hay nada de malo en que los vinos sean unos vinos reconocidos pero debemos de cuidarnos de escoger caldos que unan  la misma calidad al renombre, si no es así, decídete sin dudarlo por una marca menos reconocida pero de gran calidad, ahorrarás dinero y tendrás unos comensales más satisfechos con el vino.

Si no sois muy aficionados al vino y no os sentís capacitados para tomar decisiones sobre que vinos para la boda serían los más adecuados, lo ideal sería asesorarte con algún sumiller, puedes preguntarle su opinión acerca de qué  encajan mejor con la selección de platos que habéis hecho para vuestra boda.

Otra solución es hablarlo con el restaurante dónde contrates el banquete seguramente tengan uno dispuesto a aconsejarte. Aunque aquí entrarán en juego los intereses del propio restaurante, como por otra parte es lógico, para ellos no deja de ser un negocio.

La siempre espinosa cuestión de calidad- precio. El presupuesto siempre es un limitación para tomar decisiones e influirá mucho en la decisión final. Sea cual sea el precio pídele al vino que cumpla con dos factores básicos que sean sabrosos y suaves. Como hemos dicho debemos potenciar el sabor de la comida no taparlo.

Los vinos para la boda deben ayudar a mostrar lo mejor de la comida. Si un alimento destaca por su frescura, por ejemplo, es bueno elegir un vino que aporte aromas. Si un alimento es sabroso por la elaboración y los condimentos, mejor elegir un vino menos aromático y con algo de bouquet…

En la organización del evento muchas veces nos dejamos llevar por decisiones poco racionales, ya que el sentimiento predomina. Marca un rango de precios, realista eso sí, y elige las mejores opciones que tengas en ese precio.

No peques de snob, no lo más caro por definición es superior, es mejor decidirse una botella poco conocida pero con un sabor impresionante, con una de más renombre pero que no llegue a ser un vino extraordinario.

Una idea muy original es personalizar las botellas poniéndoles una etiqueta con vuestro nombre y la fecha del enlace. Es una idea que gusta a todo el mundo, incluidos los invitados que además sirve para sacar presión sobre las marcas de vinos elegidas.

El vino que se va a servir en la boda debe de ser probado previamente, y tiene que quedar bien con el menú de la boda, lo que llamamos maridar, nunca mejor dicho. Cuando vayáis a catarlos, pedir alguna tapa o plato que sea lo más parecido a lo que vosotros serviréis, así os haréis una idea del sabor final va con los platos elegidos, y si el vino tapa o no tapa el sabor de la comida.

¿Cuántas botellas compro?

Aunque es un aspecto del que suele ocuparse el Restaurante o el Catering de la Boda  si se encargan ellos del vino, existe un truco truco muy sencillo para poder calcular cuántas botellas necesitarás si lo llevas tu directamente. Solo tienes que dividir el número de invitados por 2,15.  Siempre hay niños que lógicamente no beben vino  o gente mayor que tiene muy limitado el consumo de alcohol por su medico. Si tu boda tiene 100 invitados, unas 46 botellas deberían bastar. Si tienes miedo de que sean pocas siempre puedes encargar 6 más,  lo peor que va a pasar es que tengas que llevar un buen vino para tu bodega.

Es esencial tener en cuenta la climatología a la hora de elegir el número de botellas que harán falta. Si tu boda es en primavera o verano, el consumo de vinos blanco suaves o espumosos (rosados y blancos) aumenta, ya que son frescos y agradables al paladar.
Si tienes pensado servir cocktails durante el banquete, puedes reducir la cantidad de botellas en un 30%.

Una propuesta novedosa pero que particularmente nos convence es comenzar con un buen cava, ya que las burbujas de esta bebida pueden fusionarse muy bien con los sabores ligeros de los entrantes.

Tener un buen blanco para mariscos  y pescados. Unos albariños o incluso unos buenos vinos del Ribeiro con variedades de uvas autóctonas pueden ser ideales.

El tinto debe de ser un vino liviano para acompañar a los platos de carne, nosotros te proponemos un Ribeira Sacra

Un vino dulce para postre. Es una opción es elegante,  tiene sentido desde el punto de vista gastronómica, aunque también es algo más caro.

Normalmente los menús para celebraciones ya incluyen distintas opciones de vino. Puedes optar por llevar tu propio vino,aunque el descuento que te hacen en la factura no suele compensar. Pero si negocias bien el descuento y eliges un vino de buen precio, el cambio puede ser muy interesante.

Recuerda no te dejes deslumbrar por las marcas conocidas, si unen calidad al nombre adelante, en caso contrario existen muchas opciones en el mercado. Marca un presupuesto realista para elegir los vinos para tu boda, existen buenos vinos a precios muy diferentes. El resultado final de la búsqueda debe de ser un vino sencillo y fácil de beber, que acompañe la comida sin enmascararla, y que pueda gustar tanto a los bebedores muy ocasionales como a los grandes aficionados, que seguro que también habrá en el banquete.

Si te ha gustado el articulo, compartelo en las redes sociales, te lo agradezco enormemente.

Fotografía de Wendell

El vino para la boda: ¿Cómo seleccionarlo?

2 pensamientos en “El vino para la boda: ¿Cómo seleccionarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

El sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, si continuar navegando supone que acepta el uso de las cookies de la Web y nuestra política de cookies. Para más información haga click.

ACEPTAR
Aviso de cookies