Copa de Rías Baixas.

Un vino blanco albariño DO de origen Rías Baixas  es por definición un vino cuidado con mimo el Sur de la provincia de A Coruña en zonas muy cercanas al Río Ulla y sobre todo en toda la zona costera de  de Pontevedra.

Para los que hayáis tenido la oportunidad de estar por la zona en verano sabéis que pocas experiencias resultan más placenteras que estar en una terraza mirando al mar con un albariño en la copa, disfrutando de una buena tapa con el sonido de las olas al fondo.

¿Qué sabor es ese que tanto apasiona? ¿Cuáles son las características del albariño DO Rías Baixas?

Esta uva tiene una amplía variedad de olores sutiles que se acentúan por su elevada acidez y al clima en el que se cultiva, un clima oceanico de temperaturas suaves todo el año, y como hemos dicho mirando a las Rías. Al paladar, la bebida resulta fresca y suave. Y al olfato lo cautiva con su aroma afrutado y floral.

Estos rasgos hacen posibles dos virtudes.

El albariño de las Rías Baixas envejece con una  dignidad extraordinaria para lo que es  habitual en los vinos blancos (generalmente, un año).

La segunda, que en países como Estados Unidos –el principal importador mundial–, los restaurantes más cosmopolitas lo sirvan «en la barra, como una copa de apertitivo».

Son vinos blanco  fáciles de beber y de entender y esta comprensión trasciende las fronteras, pues es un vino blanco que se exporta con facilidad.

La uva albariña se presenta en racimos de grano menudo. Es una uva que brota precozmente y tiene una maduración muy  tardía, lo que conlleva un largo ciclo vegetativo. 

El cultivo de la vid se suele elevar del suelo con la intención de facilitar el acceso de la luz solar y separar el cultivo de la humedad del suelo, evitando infecciones.

La uva albariña transformada en un vino se caracteriza por tener un color amarillo pálido e ir a menudo acompañado de sugerentes irisaciones verdes y rosadas. Sus vinos son límpidos e irradian un atractivo brillo que los hace especialmente estimulantes.

En nariz se presentan de manera intensa, con compleja y variada carga aromática donde destacan los aromas frutales (fruta blanca, cítricos, manzana, albaricoque…) florales (jazmín, flores blancas…) herbáceos (hinojo, hierba fresca, paja seca…), balsámicos y especies.

Pero es en boca donde el albariño se muestra rotundo y compacto, haciendo gala de un superlativo equilibrio entre alcohol y acidez que lo hace especialmente agradable, todo arropado con un tacto glicérico y sabroso que desemboca en una sensación aterciopelada aunque fresca y con amplitud de matices, ideal para acompañar la marinera gastronomía  de las zonas donde se produce.

En Viños de Suárez con nuestra apuesta por los vinos de calidad estamos preparando para este 2015 nuestra experiencia con un vino albariño de  la DO Rías Baixas, es nuestro Rutas do Recordo que no tardando mucho podréis encontrar en restaurante y que también podréis adquirir en nuestra tienda online.

¿Pero como llega a Galicia el Albariño?

La uva albariña tiene un origen discutido por los expertos. Hay quienes opinan que fue  Raimundo de Borgoña –el marido de la reina Doña Urraca de Castilla– quien introdujo la cepa en Galicia, allá por el siglo XI. Otras versiones sostienen, en cambio, que esta especie de uva es autóctona de Rías Baixas.

No obstante, la leyenda más extendida cuenta que fueron los monjes de Cluny los responsables de traerla desde Francia hace más de novecientos años.

Sea cual sea la versión lo cierto es que en Galicia la sentimos como una uva propia, independientemente de que Reyes o Monjes la introdujeran en la zona. Mil años después de aquellas suya que, en 1988, un grupo de productores vitivinícolas dieron vida a una Denominación de Origen Rías Baixas que regula los estándares de calidad de los caldos que se producen en Rías Baixas, en la provincia de Pontevedra y en una pequeña zona de la Provincia de A Coruña.

Uva que reina entre el Ulla y el Miño en los valles de las Rías Baixas en Galicia, extendiendo por el norte de Portugal claro está fuera de la DO Rías Baixas.

¿Por donde se extiende su cultivo?

En 1988 la Denominación de Origen rías Baixas constaba de 3 subzonas perfectamente individualizadas en la provincia de Pontevedra: Val do Salnés, Condado do Tea y O Rosal. En Octubre de 1996 se incorpora Soutomaior y en Mayo de 2000 se amplía a la Ribeira do Ulla que incluye alguna zonas en la provincia de A Coruña, ya muy próximas a Santiago de Compostela.

La Denominación de Origen Rías Baixas se extiende por un conjunto de zonas de Galicia que tienen una serie de condiciones físicas comunes que identifican y originan las características de sus vinos.

Se trata de tierras bajas, con altitud generalmente inferior a 300 m., próximas al mar y asociadas a los tramos inferiores de los cursos fluviales, lo que condiciona formalmente las características climáticas de influencia Atlántica que se manifiesta en temperaturas suaves y precipitaciones elevadas y bien repartidas, con un descenso hídrico en los meses de verano.

Estas condiciones de proximidad al mar sin duda influyen en la fuerte personalidad de los vinos de está denominación de origen gallega.

Si te ha gustado compártelo en las redes sociales, te lo agradezco

Si quieres comentar algo tienes el formulario al final del post no lo dudes, tus comentarios serán bien recibidos.

 

Fotografía de  Asier Sarasua Aranberri

 

Rías Baixas el Albariño que mira al Oceano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

El sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, si continuar navegando supone que acepta el uso de las cookies de la Web y nuestra política de cookies. Para más información haga click.

ACEPTAR
Aviso de cookies