Racimo de uva de vino albariño

El vino albariño, nos sugiere marisco, mar, brisas atlánticas, verdes paisajes de viñas emparradas, con las uvas elevadas.

Uvas que la parra tienen la suave de influencia Atlántica que se manifiesta en temperaturas agradables todos los mese del año y precipitaciones elevadas y bien repartidas entre la pimavera, otoño e invierno, con unos meses de verano secos que facilitan la maduración de la uva.

Seguro que si disfrutáis con los vinos  blancos los Rías Baixas están muy arriba en la lista de preferencias de muchos de vosotros. 

Son vinos que enganchan por su personalidad y potencia aromática, y el peso que son capaces de conseguir en boca. Un buen Albariño Rias Baixas,  deja su huella en el paladar. 

El origen de la uva albariña es el fruto de una antigua discusión.

  • Algunos apoyan la idea de que Raimundo de Borgoña –el marido de la reina Doña Urraca de Castilla– introdujo la cepa del vino albariño en Galicia hace diez siglos.
  • Otras versiones sostienen, en cambio, que esta especie de uva es autóctona de Rías Baixas, que no fue introducida sino que se desarrollo en la costa atlántica gallega.
  • No obstante, la leyenda más extendida cuenta que fueron los monjes de Cluny los responsables de traerla desde Francia hace más de novecientos años a través del camino de Santiago.

Y como siempre que hablamos del origen de los vinos gallegos están primero los Romanos, y después las abadías que al calor del Camino de Santiago se fueron creando por las distintas ordenes religiosas.

En Armenteira encontramos una fundación del cister, con su precioso monasterio, hoy ocupado por monjas, que tienen una fantastica web, con blog y tienda online. 

Pero volvamos al tema que nos ocupa, el origen del vino albariño, por aquél entonces, plena época medieval, el pan y el vino eran los pilares de la alimentación y no resulta extraño pensar que fueran estos monjes quienes ligaran la peregrinación con el cultivo de la vid en Galicia. Todos conocemos de la importancia del vino en la liturgia católica, por lo que tener vino disponible para las ceremonias podía incentivar el animo viticultor de esas comunidades.

Sea como fuere el vino tiene una presencia histórica en estas tierras pero no es hasta principios de los años 80 de pasado siglo cuando se constituye la Denominación de origen Rias Baixas que ha permitido el despegue de estos vinos como unos de los mejores blancos del mundo.

En la actualidad es el vino gallego de mayor producción, y buena parte de su producción se exporta, siendo un vino muy conocido fuera de nuestras fronteras.

Por sus características, estos vinos armonizan a la perfección con el pescado, con los sabores yodados de los mariscos y con las últimas creaciones de la cocina del mar.

Pero son vinos que se pueden beber a cualquier hora, ideales para ser paladeados sorbo a sorbo en el aperitivo o bien formando parte de una más refinada liturgia gastronómica a la hora de la comida.

Glosadas las virtudes de los Rías Baixas permitirme una pequeña cuña publicitaria, con la cosecha de este año estamos elaborando nuestro Rias Baixas, llamado Rutas do Recordo, que llevará el camino portugués en el corazón de nuestras etiquetas personalizables, en memoria de esos monjes que al lo largo del Camino de Santiago mantuvieron la viticultura durante siglos. Que sería de nosotros, hoy, sin sus servicios en el pasado.

Aunque muchos lo tenéis encuadrado como un vino blanco, lo cierto es  que la D.O Rías Baixas produce vinos tintos, e incluso espumosos.

 
Las variedades preferentes son:
  • Blancas: Albariño, Loureira blanca o Marqués, Treixadura y Caiño blanco
  • Tintas: Caiño tinto, Espadeiro, Loureira tinta y Sousón
 
Variedades autorizadas:
  • Blancas: Torrontés y Godello
  • Tintas: Mencía, Brancellao y Pedral

La Denominación de Origen “Rias Baixas” dependiendo de la zona de producción y del tipo de uvas utlizadas diferencia los siguientes tipos de vino.

  • Rías Baixas Albariño: Vino monovarietal elaborado con el 100% de uvas de la variedad Albariño.

El resto de los vinos e la Denominación on convinaciones de varios tipos de uvas según la zona donde se producen:

  • Rías Baixas Condado de Tea: Elaborado con uvas de las variedades Albariño y Treixadura en 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, siempre producidas en la subzona del Condado do Tea.
  • Rías Baixas Rosal: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño y Loureira en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona de O Rosal.
  • Rías Baixas Val do Salnés: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona Val do Salnés.
  • Rías Baixas Ribeira do Ulla: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona Ribeira do Ulla.
  • Rías Baixas: Elaborado a partir de las variedades blancas reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, utilizando al menos un 70% de uvas de las variedades preferentes.
  • Rías Baixas Barrica: Procedente de vinos definidos anteriormente, que en su proceso de elaboración permanece en envases de madera de roble, por un periodo mínimo de tres meses.
  • Rías Baixas Tinto: Elaborado a partir de las variedades tintas reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, y en las proporciones que se estimen adecuadas.
  • Rías Baixas Espumoso: Elaborado a partir de las variedades reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, cumpliendo los límites analíticos estipulados en el Reglamento del Consejo Regulador de la D.O Rias Baixas, la normativa nacional y comunitaria referente a los vinos espumosos de calidad.

Datos los anteriores tipos de uvas y vinos extraídos de la propia página de la Denominación de Origen Rias Baixas  a los que podéis acceder pinchando aquí. 

Como veis como ocurre con casi todas las denominaciones, esa es la verdad, existe mucha más variedad de la que primer vista observamos.  Como quiera que mi gusto en cuanto a vinos se inclina por moderar la acidez nosotros en Vinos de Suarez, no vamos a apostar por un vino albariño monovarietal, ya que pretendemos un vino que modere la acidez, por lo que presentaremos un vino equilibrado en todos los sentidos.

El Rías Baixas blanco con su uva fundamental, la alabariña, transformada en vino se caracteriza por tener un color amarillo pálido e ir a menudo acompañado de sugerentes irisaciones averdosadas

En nariz es intenso, con compleja y variada carga aromática donde destacan los aromas frutales (manzana, albaricoque, fruta blanca, cítricos,…) florales (jazmín, flores blancas…) y  herbáceos (hinojo, hierba fresca, …), acompañados por aromas balsámicos y especiados.

Pero es en boca un Rías Baixas debe mostrarse rotundo y compacto, haciendo gala de un equilibrio entre alcohol y acidez que lo hace especialmente agradable, todo arropado con un tacto glicérico y sabroso que desemboca en una sensación aterciopelada aunque fresca y con amplitud de matices, ideal para acompañar la marinera gastronomía Gallega, y para acompañar la conversación con los amigos a cualquier hora del día como aperitivo.


Fotografía de Miguel Angel García
Vino Albariño, el vino que mira al mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

El sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, si continuar navegando supone que acepta el uso de las cookies de la Web y nuestra política de cookies. Para más información haga click.

ACEPTAR
Aviso de cookies